"EL PROYECTO"


Hepyc es una empresa que fabrica brocas y herramientas de corte y cada 2 años les hacemos el catálogo de producto. El de 2008 me tocó a mi coincidiendo con el diseño de la nueva imagen de la empresa y me he pasado los últimos 7 meses trabajando la jonada completa en el proyecto. Todo lo que venga a partir de ahora será una tontería. Ha sido el trabajo más difícil y más estresante que he hecho nunca, pero el resultado ha sido francamene bueno. Para ser lo que es, ha quedado un catálogo muy elegante.

4 comentarios:

Carlos dijo...

¡Te ha quedado muy bien, Iván! Lo único que me chirría un poco es el texto justificado a la fuerza del texto de introducción, pero lo demás está muy bien y se nota que has metido horas... muy chulo el listado con las brocas... ¡enhorabuena!

[W®#00] Iván Martínez dijo...

Gracias por el comentario Carlos. Parece mentira, pero después de 7 meses metidos en ese trabajo... nos pilló el toro.

Hay un montón de detallitos de los que como diseñadores nos encantaría dedicar tiempo a pulir, como la que tu has mencionado. Pero ya sabes, la triste historia de la agencia pequeña. Dedicar tiempo es perder tiempo. Y la rentabilidad es prioritaria.

De todas formas, estoy muy contento con el resultado, ya que siendo lo que es... ha quedado bastante elegante.

Lo mejor de un proyecto así... que aprendes a ser organizado y sistemático a la fuerza. Y a optimizar el tiempo.

Me alegra que te haya gustado. ¡¡¡GRACIAS!!!

Carlos dijo...

Mola esa fase del proyecto en la que todo empieza a encajar y ves claramente cómo funciona el sistema, ¿verdad? ;)

[W®#00] Iván Martínez dijo...

Si... es el momento en el que todo empieza a salir prácticamente solo. A veces es frustrante hasta que todo funciona, con tantas cosas a tener en cuenta, que en el 99% funciona pero en ese 1% que tiene algo diferente... te obliga a cambiar ligeramente todo. Pero luego dices "ya está, a partir de aquí a producir" y te tomas un pintxo y un zurito a tu salud para celebrarlo.

Para mi ese momento es un conflicto de intereses, ya que una vez superado el reto de que el proyecto funcione, es todo muy muy mecánico, ya ves, seguir el mismo esquema en cientos de páginas y cotejar miles de datos, pero os tenemos que adaptar a todo el proceso detrabajo. Después de romperte la sesera para solucionar el problema del diseño, toca plasmarlo. Puedes tener suerte y tener que plasmarlo en una papelería, o "menos suerte" y tener que repetir una base en un cataloo de 400 páginas jejeje. Pero bueno, lo bonito de nuestro trabajo es que no hay dos iguales.